¿Qué son las feronomas?

Las feromonas –término que significa “transportadoras de exitación”- son sustancias químicas segregadas por distintos seres vivos y que sirven para comunicarse con otros de su misma especie. Existen diferentes tipos de feromonas con diferentes funciones, y en general se captan a través del olfato o de un órgano especializado, el órgano vomeronasal.

Básicamente, las feromonas son sustancias químicas roducidas por las glándulas sexuales de ciertos organismos que, soltadas en su medio, le sirven para comunicarse con miembros de su misma especie. Este tipo de químicos dispara en otro individuo determinada serie de comportamientos instintivos. Se ha documentado particularmente su uso en los insectos (por ejemplo, en las abejas y las hormigas), cuando en realidad también son utilizadas por algunos tipos de plantas y por los mamíferos.

Uso del termino feromona

El término “feromona” fue introducido por Peter Karlson y Martin Lüscher en 1959. Proviene del griego: “pherein” (transportar) y “horman” (excitación). En la actualidad, el uso de esta denominación se ha popularizado para referirse a las hormonas de atracción sexual , producida por las hembras de muchas especies (incluyendo los seres humanos) para atraer al macho. Pero en realidad, ese tipo de feromonas es tan sólo una variedad entre tantas, ya que existen muchos tipos diferentes.